Proper

 

Noticias


Novedades de la congregación

Una multitud celebró la beatificación de Mamá Antula

27 DE AGOSTO DE 2016- Cerca del mediodía de este sábado, una multitud celebró en el parque Francisco de Aguirre de Santiago del Estero la beatificación de Mamá Antula, la jesuita a la que el Vaticano este año le confirmó un milagro, por determinación del papa Francisco. Es la octava beata argentina.

El hecho invocado para justificar la decisión es de 1904. Mama Antula había muerto 105 años antes, en 1799, en la Casa de Ejercicos de Avenida Independencia, que hoy sigue en pie. Según explican en la Iglesia, se considera que intercedió para curar a la hermana Rosa Vanina, que tenía una enfermedad mortal sin tratamiento para la época. El Vaticano determinó ahora que la sanación fue inexplicable para la ciencia.

Ahora queda un solo paso para que la laica santiagueña se convierta en santa: debe comprobarse un segundo milagro por su intercesion. Por estos días, en la Iglesia estudian un hecho que podría ser considerado de ese modo, lo cual abriría la puerta a su canonización. Así, pasaría a la historia como la segunda persona de nacionalidad argentina en ser santificada, luego del cura José Gabriel del Rosario Brochero, quien será proclamado santo el 16 de octubre en la plaza San Pedro.

2 SANTOS DE LOS EJERCICIOS IGNACIANOS

Canonización del Cura Brochero y Beatificación de Mamá Antula Canonización del Cura Brochero y Beatificación de Mamá Antula La Conferencia Episcopal Argentina expresa su alegría por el doble don del Espíritu Santo que este año se manifiesta de modo particular cuando la Iglesia nos confirma la beatificación de la venerable María Antonia de San José (Mama Antula) y la canonización del Beato José Gabriel del Rosario Brochero (Cura Brochero). Las mismas se realizarán respectivamente el 27 de agosto en Santiago del Estero y el 16 de octubre en la Plaza San Pedro en Roma. Mamá Antula consagró sus días a divulgar los ejercicios espirituales de San Ignacio de Loyola. Fiel discípula de los padres jesuitas expulsados de nuestro país en 1767, asumió la vocación de peregrinar por nuestra tierra organizando los grupos de ejercitantes hasta llegar a Buenos Aires, donde, después de padecer adversidad e incomprensión, gracias a su fortaleza de espíritu, levantó la Santa Casa de Ejercicios que hasta el día de hoy en forma ininterrumpida presta un servicio evangelizador a miles de bautizados, facilitando el encuentro con Jesús en la oración y el silencio. El Cura Brochero, esclarecido por su celo misionero, su predicación evangélica y su vida pobre y entregada, es modelo para todos. Preocupado por el bien común y el bienestar de su pueblo acometió con innumerables obras materiales trabajando codo a codo con sus paisanos. Durante más de una década organizó contingentes de ejercitantes ?varones y mujeres- emprendiendo el largo camino de las Altas Cumbres para llevarlos a la Casa de Ejercicios de Córdoba. Para él evangelización y promoción humana eran caras de una misma realidad. También hoy en Villa Cura Brochero el monumento pastoral a su obra es la Casa de Ejercicios Espirituales, que construyó con ingente esfuerzo y la colaboración de todos. Ambos, con un solícito amor a los pobres y un incansable entusiasmo por instruir a niños y niñas en la catequesis, con austeridad de medios y de vida, y como audaces peregrinos de los caminos del Evangelio, son una imagen viva de lo que hoy el Papa Francisco nos invita como Iglesia en salida. 173° Comisión Permanente Conferencia Episcopal Argentina 15 de marzo de 2016

Beatificación de Mama Antula

Biografía de Sor María Antonia de Paz y Figueroa
Nació en 1730 en la ciudad de Santiago del Estero. Desde muy joven comenzó a trabajar con los jesuitas colaborando en la organización de ejercicios espirituales. Luego partió a Buenos Aires, donde se dedicó durante veinte años a predicar el mensaje de Cristo.

En 1795 fundó la Santa Casa de Ejercicios Espirituales en Buenos Aires, la que aún sigue cumpliendo su misión bajo el cuidado de la congregación Hijas del Divino Salvador. Falleció el 7 de marzo de 1799 en dicha residencia, y sus restos descansan en la actualidad en la iglesia de Nuestra Señora de la Piedad, de la ciudad de Buenos Aires.

El 2 de julio de 2010, Benedicto XVI autorizó a la Congregación para las Causas de los Santos a promulgar el decreto por el que se reconoce que la sierva de Dios María Antonia de Paz y Figueroa (María Antonia de San José) practicó las virtudes cristianas en grado heroico y la proclamó venerable.

Santiago del Estero: en una jornada histórica, beatificaron a Mama Antula

SANTIAGO DEL ESTERO.- La provincia es hoy el centro de la fe nacional y vivió una jornada sin precedentes en la rica historia de "La Madre de Ciudades", la ciudad más antigua del país, con la ceremonia de beatificación de Mama Antula, el paso previo a la canonización y quien pude convertirse en la primera santa del país.


Con la "Misa Santiagueña", a cargo del músico santiagueño Horacio Banegas y el percusionista Marcos Vizoso entre otros, dio comienzo la santa misa a las 11.30, la cual fue presidida por el cardenal Ángel Amato, prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos y concelebrada por los cardenales Mario Poli, primado de Argentina; José María Arancedo, titular de la Conferencia Episcopal Argentina; y Jorge Villalba, arzobispo de Tucumán, junto a monseñor Vicente Bokalic, obispo de esta diócesis y otros cincuenta obispos de todo el país.

También estuvo presente, en representación del Ejecutivo Nacional, la vicepresidenta Gabriela Michetti, de conocida militancia católica, quien se mostró emocionada por asistir a la ceremonia de beatificación y fue parte de la misa leyendo la segunda lectura de la misa, tratándose de la carta apostólica del apóstol Pablo a los cristianos de Tesalónica.

El resto de las autoridades civiles estuvieron encabezadas por la gobernadora local, Claudia Ledesma de Zamora, el vicegobernador, Josa Emilio Neder y el senador nacional por esta provincia, Gerardo Zamora.

Monseñor Bokalic, al inicio de la ceremonia, pidió formalmente al Papa Francisco, representado por el Cardenal Ángel Amato, "que se inscriba en el libro de beatos a María Antonia de San José". Seguidamente, la doctora Silvia Correale, postuladora para la causa de la beatificación y la Madre Zulema Zayas Superiora General de la Congregacion Hijas del Divino Salvador, realizaron una semblanza de la vida de María Antonia de Paz y Figueroa, destacando su vida misionera y al servicio de los más pobres y que finalmente tomara el nombre de María Antonia de San José.

Inmediatamente el Cardenal Ángelo Amato leyó el decreto del papa Francisco en la que deja inscripta en el libro de los beatos a Mama Antula: "Nosotros, cumpliendo los deseos de nuestro hermanos y también de muchos otros hermanos y fieles, después de haber escuchado el parecer de la Congregación para la Causa de los Santos, concedemos la gracia de que María Antonia, sea llamado beata de ahora en adelante, y que su fiesta sea celebrada el 7 de marzo", fecha de su muerte en 1799, siendo este el momento cumbre de la ceremonia.

Mario Poli agradeció a Francisco por intermedio del cardenal Amato la beatificación de la sierva de Dios María Antonia de San José, popularmente conocida como "Mama Antula".

La homilía estuvo a cargo del cardenal Amato, quien destacó la figura de la Beata afirmando que para el papa Francisco es conocida "no solo en su patria, sino en toda la iglesia por su extraordinario dinamismo apostólico, fundadora de la casa de ejercicios espirituales de Buenos Aires", y que "en ella parece renovarse la vocación del profeta jeremías", ya que "esta insigne mujer argentina fue una incansable misionera, por amplitud y resultados" y que en muchos casos "su apostolado superaba el de muchos celosos sacerdotes".

Hoy llevan su estandarte las religiosas Hijas del Divino Salvador.

EJERCICIOS ESPIRITUALES 2017

10 DE NOVIEMBRE DE 2015


Congregación Hijas del Divino Salvador

"La providencia del Señor hará llanos los caminos que a primera vista parecen insuperables."

Contacto

Redes sociales

Unite a la congreción